domingo, 6 de enero de 2013

Pumas de UNAM 1 - 1 Atlas



Pumas debutó en el Torneo Clausura 2013 con empate a un gol que el Atlas le sacó del estadio Olímpico Universitario, por lo que no cumplió con las expectativas en el inicio de la etapa en solitario de Antonio Torres Servín en el timón del conjunto auriazul.

Pumas fue muy superior a los rojinegros, que se llevan un punto de oro en la primera fecha, necesitados de sumar cuanto más puedan, siendo los máximos candidatos al descenso.

Pumas perdonó, indudablemente, y el portero visitante Miguel Pinto se alzó como la figura con importantes intervenciones que salvaron a su equipo por lo menos de tres anotaciones; pero al minuto 36 no pudo evitar el tanto de Martín Bravo. El gol visitante lo marcó Omar Bravo, quien hizo su presentación con el pie derecho vestido de rojinegro.

ROBIN JUGÓ POCOS MINUTOS

Tras el minuto de aplausos en recuerdo de quien fuera el fisiatra del equipo, el doctor Horacio Lima fallecido en diciembre a los 61 años-, Pumas arrancó con todo el partido su apertura del torneo en el Olímpico Universitario.

Ya sin la presión del año pasado, más suelto, con visible confianza, los universitarios comenzaron a atacar al Atlas, que pese a ocupar el sótano de la tabla de porcentajes, supo llevarle bien el ritmo al rival.

Pumas, que dejó en la banca a su único refuerzo, el paraguayo Robin Ramírez, tuvo en Eduardo Herrera al jugador más incisivo, pues no solamente mandó peligrosos disparos con sello de gol, sino que al final fue quien le dio el pase paras que Martín Bravo anotara al minuto 36.

Herrera prácticamente bombardeó la cabaña rojinegra, siendo el portero Miguel Pinto la figura al sacarle al universitario un par de remates, uno con la pierna y otro más con las manos cuando apenas habían transcurrido 15 minutos de juego. Un contrarremate de Bravo también lo sacó el guardameta, muy concentrado en cada acoso del conjunto rival.

El Atlas aunque en menor número también hizo lo suyo, con dos jugadas de serio peligro a los postes. En un desborde de Omar Bravo, refuerzo de los tapatíos, centró y Matías Vuoso buscó un ángulo de donde la sacó Alejandro el Picolín Palacios, quien se llevó un golpe en el desvío al 20'.

Pero Pumas no aflojaba, buscaba por todos lados. Tenía variables, pese a haber saltado a la cancha con tres contenciones: Jehu Chiapas, David Cabrera y Martín Romagnoli. Otra vez Bravo se hizo sentir sobre Pinto, quien sacó el balón por arriba. El argentino olía el gol y lo tuvo al 36, luego de que Herrera le bajó el balón con la cabeza al centro y el llamado Rata de volea sacó un disparo cruzado que superó al guardameta. Herrera le dio media anotación a su compañero, quien hoy cumple 150 partidos con Pumas, tanto de torneo regular como de liguilla.

Respondieron los rojinegros casi al final de la primera parte, con un derechazo de Bocanegra, quien estrelló el esférico en el travesaño, tras un servicio de Vuoso. El encuentro se jugaba más en el área de Pinto, pero los rojinegros no desentonaban cuando se hacía de la pelota.

La segunda parte transcurrió por el mismo tenor: Pumas atacaba sin piedad, en tanto que el Atlas se defendía con propiedad. Efraín el Chispa Velarde subió y llegó hasta donde estaba Pinto, pero desperdició la jugada. Jaime Lozano ingresó por Cabrera, y le dio más salida al ataque universitario que, sin embargo, no fructificaba en gol, pues Herrera de nuevo fallaba o Pinto de nuevo acertaba en sus intervenciones.

Y lo que parecía que no llegaría, por sus escasas oportunidades en esta parte complementario del encuentro, sucedió: el Atlas marcó el gol del empate en una jugada bien concluida por Omar Bravo, luego de un saque de banda. Al minuto 78, Bravo puso el 1-1, luego que Bravo anticipó en el centro a Fuentes con un remate de volea con la derecha.

La igualada era a todas luces injusta, pues aunque el Atlas nunca bajó los brazos, ofensivamente no alcanzó el potencial del rival, que de nueva cuenta puso a prueba a Pinto ya casi en el cierre del partido con un disparo de Herrera. El portero atajó por abajo, pero se le iba la pelota entre las piernas y a tiempo alcanzó a recuperarla, casi en la raya de su meta. Posteriormente, ni el ingreso del español Luis García ni el debut en la liga del paraguayo Robin Ramírez pudo inclinar la balanza a favor del equipo anfitrión, que hubo de conformarse con el 1-1 que a la afición no le gustó para nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada